• Lun. May 20th, 2024

saboreslowcost.com

Recetas gratis y económicas paso a paso

Albóndigas en Salsa de Tomate: Sabor Tradicional que Conquista Paladares

Avatar de saboreslowcost.com

Porsaboreslowcost.com

Jul 29, 2023
pexels peter benedetti 5987316 scaled

¡Hola, amantes de la cocina y de los sabores que reconfortan el alma! Hoy en saboreslowcost.com os traigo una receta que es pura tradición y sabor: unas suculentas albóndigas en salsa de tomate. Porque seamos sinceros, ¿a quién no le apetece sumergir el tenedor en una albóndiga jugosa y luego arrastrar un buen trozo de pan por una salsa de tomate casera?

Ingredientes: La Lista del Éxito

No hay magia sin una buena preparación y aquí tenemos nuestros ingredientes estrella:

  • 500 g de carne picada (mezcla de cerdo y ternera, para más sabor)
  • 1 huevo grande
  • 2 dientes de ajo muy picaditos
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • 1 cucharadita de perejil fresco picado
  • Aceite de oliva para freír
  • 1 cebolla mediana finamente picada
  • 800 g de tomate triturado (o tomates frescos maduros si te sientes con ganas de pelar)
  • 1 cucharadita de azúcar (para equilibrar la acidez del tomate)
  • Hierbas al gusto (orégano, albahaca, tomillo)

Manos a la Obra: Formando las Albóndigas

Vamos a ensuciarnos un poco las manos, que es parte del encanto.

  1. En un bol grande, mezcla la carne picada con el huevo, los ajos, el pan rallado, sal, pimienta y el perejil.
  2. Amasa la mezcla con cariño hasta que todos los ingredientes se sientan como uno solo.
  3. Forma las albóndigas con tus manos, del tamaño de una nuez, ni muy grandes que parezcan balones, ni tan pequeñas que se pierdan en la salsa.

El Primer Baile: Dorando las Albóndigas

Las albóndigas necesitan un baño de aceite caliente para que se sellen los sabores.

  1. Calienta un buen chorro de aceite de oliva en una sartén amplia y cuando esté listo, dora las albóndigas. Que cojan un colorcito apetecible, pero ojo, no las cocines del todo, que luego se van de paseo con la salsa.

Un Mar de Sabor: La Salsa de Tomate

Ahora, el elemento que va a abrazar a nuestras albóndigas en una danza de sabor:

  1. En la misma sartén, sofríe la cebolla picadita hasta que esté transparente y tierna.
  2. Vierte el tomate triturado y añade el azúcar, sal al gusto y las hierbas que más te gusten.
  3. Deja que la salsa haga chup chup a fuego lento, probando y ajustando de sal y especias. Busca ese punto en el que el tomate te guiñe el ojo y te diga: «estoy listo».

El Encuentro: Albóndigas y Salsa Unidos

Ha llegado el momento mágico, el encuentro de dos preparaciones que nacieron para estar juntas:

  1. Sumerge las albóndigas en la salsa de tomate y déjalas cocinar a fuego lento durante unos 20 minutos. Aquí es donde la magia ocurre y los sabores se casan.

Consejos del Chef: Eleva tu Receta a la Estratosfera

Si quieres ser el Messi de las albóndigas, aquí te dejo unos secretitos:

  • Añade un chorrito de vino blanco al sofreír la cebolla, verás cómo se alegran.
  • Para que las albóndigas queden más jugosas, pon un trocito de miga de pan mojada en leche en la mezcla.
  • Si te gusta el picante, un toque de guindilla en la salsa te hará bailar la tarantela.

La Mesa Está Servida: Disfruta de tu Creación

Ya casi podemos escuchar la ovación de nuestros comensales. Sirve las albóndigas con un poco de queso parmes

ano rallado por encima, y si quieres ser un poco más fancy, una hojita de albahaca fresca.

Ahora, dinos, ¿hay algo más reconfortante que un plato de albóndigas en salsa de tomate? Acompáñalas con un buen vino, una ensalada fresca y por supuesto, ¡no olvides el pan para el remate final!

Preguntas y Respuestas Frecuentes

1. ¿Puedo preparar las albóndigas con antelación?
¡Claro! De hecho, están aún más sabrosas al día siguiente cuando los sabores han tenido tiempo de hacerse amigos íntimos.

2. ¿Puedo usar carne picada de pollo o pavo?
Por supuesto, si buscas una versión más ligera, estas carnes son perfectas. Solo ajusta los tiempos de cocción para evitar que se sequen.

3. ¿Cómo puedo hacer para que mi salsa de tomate quede más espesa?
Un buen truco es añadir una cucharadita de maicena disuelta en un poco de agua fría a la salsa mientras cocina. Remueve y verás como espesa como por arte de magia.

4. ¿Es mejor freír o hornear las albóndigas?
Fritas quedarán más doraditas y con un exterior crujiente. Al horno, son una opción más saludable y quedan igual de deliciosas.

5. ¿Qué puedo hacer si mi salsa de tomate está muy ácida?
El azúcar es el mejor amigo para neutralizar la acidez, pero también puedes añadir una zanahoria entera mientras cocinas la salsa y retirarla al final. La zanahoria absorberá parte de la acidez.

Avatar de saboreslowcost.com

Por saboreslowcost.com

Enamorado del fascinante universo culinario, al cual he dedicado la gran mayoría de mi trayectoria profesional, he tomado la decisión de expandir mis conocimientos, aprovechando las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías. ¿Por qué no compartir o brindar de manera más accesible todo aquello que descubro en mis investigaciones sobre recetas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ESTA WEB UTILIZA COOKIES    Más información
Privacidad